Follow by Email

sábado, 30 de junio de 2012

EXPRESION ARTÍSTICA










La expresión artística se ha convertido en un ejercicio normal dentro de la vida preescolar y escolar. En los últimos años se viene estimulando la expresión artística del niño en espècial en el preescolar permitiendo el desarrollo libre, romper los esquemas antiguos y modificar la conducta del maestro y padres de familia frente a la formación artística sin desmerecer las demás actividades pedagógicas del aprendizaje preescolar. En la educacion preescolar el arte infantil debe ser considerado como una obra viva que lleva consigo valores de sensibilidad y de inteligencia por medio de las cuales el niño se expresa y se relaciona con gran variedad de materiales que ayudan a su desarrollo de la creatividad, elemento clave a lo largo de su vida. Es maravilloso contemplar a un niño cuando experimenta con algún medio creativo y demuestra sus capacidades; verle desarrollar todas las posibilidades de su imaginación a través de la pintura, escultura y dibujo permitiéndole combinar técnicas y materiales logrando la manifestación de sensaciones, vivencias o gustos en forma natural y espontánea. Verle crear no es tiempo perdido; a veces el adulto tiene una concepción de la infancia que tiende a destruir la creatividad del niño. Es una concepción triste, estática, pasiva donde solamente se debe seguir una instrucción, donde el niño, según el adulto está aprendiendo. Cuán equivocados están cuando no permitimos que sean ellos mismos quienes descubran las cosas mediante la acción y a creación; ¿No será ésta la mejor, la única forma en que verdaderamente el niño preescolar aprende? El arte es una actividad dinámica en la cual se representan movimientos e inquietudes internas. Proporcionando una serie de experiencias ininterrumpidas, las cuales conducen a un aumento de la percepción del sentimiento de autoestima y confianza en si mismo a la par que se le da una actividad infantil que desarrolle su mundo interno. También existen factores externos que intervienen en este proceso como el medio social, la percepción de las cosas y la coordinación motora. Podemos ver claramente estos factores en los trabajos realizados por los niños en edad preescolar, pues en ellos no hay ningún tipo de aprendizaje anterior, ni tienen limitaciones, como el adulto, que esta condicionado en la mayoría de los casos a hacer cosas dentro de un esquema establecido. Por lo general los niños representan en los dibujos, pinturas y esculturas obras que no pueden ser comprendidas, interpretadas o definidas por el adulto; por esto toda actividad debe ser definida por el niño con un nombre. Lo importante es que el al niño se le de la oportunidad de manifestarse ya sea para si mismo o para los demás. El arte infantil es un proceso que necesita madurar y evolucionar gradualmente. No se debe presionar al niño para exprese o comunique lo que hizo si no lo desea ,puesto que el niño poco a poco lo va logrando y con mayor facilidad si el adulto le proporciona los medios y se dirige con términos que permitan despertar confianza y seguridad en sí mismo sin que se sienta cohibido a hacerlo. Si el niño realiza su trabajo y lo muestra espontáneamente, da una explicación o hace un comentario sobre éste, es que desea compartir sus experiencias y resultados. Cuando se habla de lo estético hacemos referencia a lo bello .El niño a través del arte, deja plasmados en los dibujos sus vivencias, los cuales reflejan belleza del medio. En cada una de las actividades elaboradas por el niño se observa cómo el sentimiento estético influye por medio de sus trazos. El niño en proceso de desarrollo va elaborando una conciencia de lo estético, mediante la capacidad de percepción y su sensibilidad, descubriendo en un objeto su propia belleza. El sentimiento estético se desarrolla mediante los sentidos que perciben una serie de sensaciones, que al ser acumuladas conforman un interés por los elementos que le rodean permitiéndole crear cosas nuevas que llenan su ser y le hacen sentir pleno ante lo creado. Cada niño tiene experiencias y grados de comprensión muy diferentes; por tanto al observar una obra de arte, una escultura, el propio mundo y su riqueza natural, no encontramos dos iguales: Cada uno de acuerdo a su sensibilidad, tendrá la suya propia. Es así como el niño se entrega totalmente a la actividad que esta realizando, aislandose del mundo que lo rodea, dejando plasmadas experiencias creadoras de gran valor estético, de acuerdo con las necesidades y emociones del momento. De ahí la importancia que el reconocimiento y las apreciaciones sean espontáneas naturales.

2 comentarios:

  1. hola muy interesante tu pagina me gustaría suscribirme.

    ResponderEliminar
  2. Estoy muy interesada por fomentar el desarrollo artístico de mi clase de preescolar y el tuyo es un ejemplo muy alentador de resultados.

    ResponderEliminar